Septiembre– Calendario Lunático – Luna Llena

INVENTA UNA CANCIÓN DE LA FELICIDAD Y GRÁBALA

EL SECRETO DE LA GARGANTA DEL RUISEÑOR, Peter Verhelst e ilustrado por Carll Cneut. Editorial Barbara Fiore

Si tenemos el privilegio de acompañar una criatura en su desarrollo habrás notado como hay una constante en todxs lxs niñxs. Les encantan la música y llegan a inventarse melodías y letras acompañando sus acciones del día día.

Hay familias que se inventan la canción para limpiarse los dientes, otra para desayunar, otra para poner la mesa y todo esto hace que las acciones cotidianas sean más divertidas y se puedan cantar y bailar.

La música es lo más potente que hay para fijar recuerdos.

Es increíble como una canción se grabe en tu cerebro, aunque pasen décadas sin escucharla y al oír unas cuantas notas de repente wraaaam… Te acuerdas la canción y se activan todos los recuerdos asociados.

Es una sensación increíble que experimentamos, como si hubiéramos una caja fuerte de recuerdos que empiezan a descubrirse abriéndola usando la llave del Sol.

Se ha estudiado que efectivamente con los sentidos recordamos:

  • el 1% de lo que tocamos
  • el 2% de lo que oímos
  • el 5% de lo que vemos
  • el 15% de lo que saboreamos
  • el 35% de lo que olemos

Pero la música no es un sentido, es vivir una experiencia con transversalidad (escuchando lo vivimos cantanto y baliando) y esto permite acordarnos las canciones de manera tan precisa, sobre todo cuando más nos han emocionado.

Ni hablar si la canción la hemos aprendido con un baile tipo la Macarena.

Inventar la canción de la felicidad usando palabras simple, instrumentos improvisados: un timbre, unas ollas o una maracas justo para marcar el ritmo.

¿Cuál es la canción más emocionante que recuerdas?

He de admitir que, por cada época de mi vida me gusta asociarla a canciones diferentes. Mirándome alrededor veo que lxs mayores solemos escuchar siempre la misma música que nos encantaba de muy jóvenes. A mi personalmente me encanta hacerlo algunas veces, pero luego me da como melancolía y necesito dar otra banda sonora a mi vida de ahora, porque no creo que la juventud sea la mejor etapa de la vida: todas las etapas de la vida son hermosas y conllevan un crecimiento personal enorme.

Os quiero compartir una canción de María Elena Walsh y cantada por @lasmagdalenas. Esta canción me da paz, tranquilidad y dulzura… para mí esta podría ser una de las canciones que representan la felicidad ahora en mi maternidad, una canción de cuna para conciliar el sueño de tu peque y expresar con tu voz el amor que tienes dentro, dejando que las aventuras de la luna te ayuden en el proceso.

Canción Para Bañar La Luna

Ya la luna baja en camisón
A bañarse en un charquito con jabón
Ya la luna baja en tobogán
Revoleando su sombrilla de azafrán
Quien la pesque con una cañita de bambú
Se la lleva a siu kiu

Ya la luna viene en palanquin
A robar un crisantemo del jardín
Ya la luna viene por allí
Su quimono dice no, no y ella sí
Quien la pesque con una cañita de bambú
Se la lleva a siu kiu

Ya la luna baja muy feliz
A empolvarse con azucar la nariz
Ya la luna en puntas de pie
En una tacita china toma té
Quien la pesque con una cañita de bambú
Se la lleva a siu kiu

Ya la luna vino y le dio tos
Por comer con dos palitos el arroz
Ya la luna baja desde allá
Y por el charquito-quito nadará
Quien la pesque con una cañita de bambú
Se la lleva a siu kiu

Puede que no la conozcas como es mi caso o puede que sí.

Y si la conoces seguro habrá despertado algún recuerdo y el amor de la persona que te la cantaban, esperando que fueras a viajar en tus sueños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *