Agosto – Calendario lunático – Luna Nueva 2

30 DE AGOSTO. ENTIERRA LAS LISTAS DE DESEOS

¿Vacaciones? No gracias

Están acabando las vacaciones. Es como empezar un año nuevo aunque estemos a poco más de la mitad. Habrán muchos propósitos o puede incluso que tengas ganas de plantearte tu próximas vacaciones para volver a desconectar.

Vamos a trabajar las emociones negativas de la luna nueva oscura y sin luz, la segunda de este mes. Fíjate como hoy es invisible para los demás pero está allí solo para ella, no necesita expresarse para que la vean desde el mundo. Está retirada en sí misma mirándose dentro y ver que siente, que quiere… O puede que haya desconectado y se haya ido de vacaciones a Marte?

A lxs niñxs no suelen gustarles los cambios en su rutina, pero debo admitir que, como adulta a mí tampoco me gustan.

No es muy común que no gusten las vacaciones pero, para mí (y también para lxs niñxs) nos gusta lo que hacemos cada día no necesitamos desconectar una semana o dos… Ni hablar si es de tres o cuatro. 

¿Desconectar de mi vida? 

Pero si a mí me encanta lo que hago cada día, disfruto y veo como evolucionan mis proyectos, como crezco yo. Me gusta porque estoy construyendo vínculos importantes en mi familia, en mis relaciones de amistad, en mi trabajo aprendo nuevas competencias y me gusta ver como todo los días parecen iguales pero son distintos.

Claro que hay pausas necesarias y muchas veces necesitas cambiar de aire, pero yo personalmente no me relajo así:

  • Veraneando en un sitio lleno de gente alborotada y mirando por el móvil las vacaciones de los demás.
  • Visitando una ciudad con 34º y el 89% de humedad. 
  • Reservar un avión 4 meses antes y descubrir que, como pasa siempre en las fechas más concurridas, hay huelgas y ansia de perder tiempo y dinero.
  • Pasar los primeros 5 días de supuestas vacaciones con el bebé llorando porque no está en su casa.
  • Enfadándote con tu pareja porque no hay la costumbre a estar 24 horas juntxs y discutiendo hasta para pedir el desayuno.
  • Viajar con el dinero justo y preocuparte por comer en un chiringuito perdido, pagando una cocacola 6 euros o comer carísimo y mal.
  • Aguantar a tus peques que quieren estar con la abuela, la echan de menos porque siempre están con ella por las tardes. 
  • Para mí organizar las vacaciones, lo encuentro más aburrido que trabajar.
  • Hacer muchos kilómetros y descubrir que el lugar que estás visitando parece igual al pueblo donde naciste y te marchaste porque ya no te daba estímulos.

Vacaciones ideales cuando tienes familia

Mis vacaciones ideales son:

  • En cualquier día del año.
  • Menos de 5 días pero más a menudo.
  • Algunos días libres sin niñxs e incluso, estar sola.
  • Hacerlas en lugares con poca gente y en la naturaleza.
  • Improvisación total o soluciones fáciles, también con lxs niñxs.

Y lo más importante de todo es conectar conmigo y con los míos, aunque sea a la vuelta de la esquina.

Vacaciones todo el año

Me acuerdo escuchar una historia de un chico que le encantaba la montaña, tenía su trabajo en la ciudad y durante los fines de semana hacía escapadas. Un día se dio cuenta de que dos días no eran suficientes, quería vivir en la montaña y hacer lo que le gusta todos los días de la semana. Se fue buscando el sitio ideal, construyó solo su propia casa y ahora gana dinero hospedando gente que pase por allí durante el verano. No gana mucho, pero cumple con sus necesidades básicas. 

Sinceramente no creo que sea cuestión de valentía, simplemente creo que es cuestión de conectar contigo y tus necesidades. No te levantas un día diciendo que vas a vivir a la montaña, digamos que vas haciendo tu vida normal y pequeñas excursiones para encontrar la mejor manera de hacerlo por el resto de tu vida. En principio las llamas vacaciones, pero en realidad son simulaciones de una vida posible que cumpla con tus deseos.

Por eso es importante tener una lista escrita que empezamos  a hacer desde la luna llena del 15 de agosto. Para no olvidarnos de nuestros objetivos una vez de vuelta con la rutina .

Actividad calendario lunático

Como la actividad que propusimos la última vez no era algo puntual, sino que debía durar un tiempo (hasta Navidad), os pedimos de elegir ahora 10 deseos de los que habéis expresado hasta ahora y enterrarla.

Puedes hacerlo cerca de la caja de los miedos que hicimos a principio de año o como te vaya más cómodo: en una maceta o en el fondo de un armario… Lo importante es que no la miréis hasta final de este año y que seáis capaz de encontrarla.

Una lista de los deseos de tu peque y otra tuya.

Conectar con tus deseos, escribirlos, elegir lo más importante, enterrarlo y esperar que con el tiempo crezcan… Como una planta y si deberíamos pensar a una, para mí sería el diente de león.

Planta de deseo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *